FSC-CCOO Navarra | 22 abril 2024.

FSC CCOO Navarra

Lamentablemente el virus continúa y también las violencias machistas

    Trabajadora o trabajador, pon atención contra la violencia de género porque tu actuación puede también salvar vidas. No seas cómplice.

    14/04/2020.
    Hartasde violencia

    Hartasde violencia

    A medida que pasan los días nos vamos acostumbrando a la situación. Vamos sintiendo diferentes estados de ánimo que no solo son por el maldito virus, sino por el confinamiento que estamos sufriendo. A la angustia y el miedo, tanto por contagiarnos como porque se contagien y enfermen nuestros seres queridos, añadimos el estado psicológico de no poder salir cuando queremos y adonde queremos o no ser libres para poder realizar acciones que considerábamos normales antes de este encierro. Una situación que se agrava en el caso de las mujeres que sufren violencia de género por el maltrato psicológico y violento de sus agresores.

    Somos más conscientes de las limitaciones del confinamiento, de las tensiones internas y familiares que provoca en las mujeres que llevan años confinadas -de una manera o de otra- en casa y con su maltratador dentro y que empeora de manera monstruosa con el devenir de estos días de enclaustramiento sobrevenido.

    En las redes sociales, se puede apreciar cómo ha ido aumentando la preocupación por las mujeres víctimas de violencia de género. Si la primera semana prácticamente estuvieron invisibles los mensajes de apoyo y ayuda, en las siguientes semanas se han ido multiplicando.

    Las primeras actuaciones vinieron desde la Secretaría de Estado contra la Violencia de Género en forma de guía (‘Guía de actuación para mujeres que estén sufriendo violencia de género en situación de permanencia domiciliaria derivada del estado de alarma por COVID 19’), donde se informaba de los teléfonos de atención, se habilitaba una línea de apoyo psicológico vía WhatsApp y se facilitaba un correo electrónico además del número de atención telefónica 016. Estos recursos, a la vista de los datos, parecen eficaces, puesto que el e-mail ha experimentado un incremento del 286,3% en comparación con mes anterior y un 269,57% más que en el mismo periodo del año pasado. Según la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, no se disponen aún de estadísticas oficiales correspondientes a los tres primeros meses del año, pero la apreciación directa de los titulares de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer desde la declaración del estado de alarma apunta a una importante disminución de la entrada de asuntos. Los juzgados de Sevilla, por ejemplo, calculan ese descenso en un 60 por ciento y los de Madrid lo sitúan entre un 30 y un 70 por ciento.

    A esta labor de difusión también contribuimos desde FSC-CCOO con una infografía propia que facilitara la información sin tener que leer la guía completa y que continuamos publicando en nuestras redes sociales cada semana a través de diferentes mensajes.

    Posteriormente, se aprobó el Real Decreto-ley 12/2020, de 31 de marzo, de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género, con el que se trataba de ofrecer una solución habitacional a las víctimas de malos tratos y de trata con fines de explotación sexual. También, desde el Ministerio del Interior, se ha anunciado la incorporación de un botón de socorro a la aplicación AlertCops y la posible grabación de diez segundos de audio.

    Desgraciadamente, todos estos medios no han evitado el asesinato de una mujer de 35 años y vecina de Almassora (Castellón), ni el de otra de 78 años a manos de su cónyuge este sábado en Las Palmas de Gran Canaria ni tampoco el crimen que se producía este lunes en Valladolid.

    Sin embargo, si el confinamiento puede estar siendo terrible para estas mujeres hay que pensar que ahora viene otra situación nueva. Mientras las mujeres están en casa y sin poder salir, los maltratadores como machistas que son están seguros porque las tienen ahí. Sin embargo, ¿qué va a pasar ahora que progresivamente se a poder ir saliendo a trabajar? Es este el momento donde el riesgo es mayor. Por ello, igual que pedimos la semana pasada al vecindario que prestara atención a los ruidos y/o señales de que algo sucedía en la casa de al lado porque también eso salva vidas, queremos recordar a las personas trabajadoras que estén muy atentas y ayuden a estas mujeres en este momento porque les pueden necesitar más que nunca. Al ir a trabajar, en el trabajo, en los establecimientos abiertos al público, etc. es preciso que todas y todos estemos atentas y atentos para dar la voz de alarma si detectamos señales de maltrato. En el trabajo, tampoco seas cómplice.